Archivo de la etiqueta: prueba alcoholemia

Caso Ortega Cano: proceso en un accidente de tráfico y análisis

El caso de Ortega Cano da muchas dudas de lo que es legal o no. Como enfermera,  siento la necesidad de informar ya que conozco todo la legislación sanitaria y la ética aplicada a este tipo de situaciones. Es por ello que voy a dar toda la información para que se lo más esclarecedor posible. 

Para que todo sea más claro y podamos reflexionar posteriormente, voy a dar todos los datos de dicho caso.

Acontecimientos

1.- Ortega Cano, de 58 años de edad, sufrió un accidente de Tráfico el 28 de Mayo del 2011 en el kilómetro 28 de la carretera comarcal A-8002 (Alcalá del Río-Castilblanco de los Arroyos), a la altura de la Urbanización “La Colina”.

2.- Ortega Cano, que conducía un Mercedes-Benz R320, invadió el carril contrario en una curva colisionando de frente con un Seat Altea, provocando que su conductor, Carlos Parra Castillo, de 48 años de edad y vecino de Castilblanco de los Arroyos, falleció en el acto. 

3.- En ese momento, los bomberos tuvieron que extraer a Ortega Cano de la amalgama de hierros que se convirtió su coche. Debido a su mal estado no se le pudo practicar la prueba de alcoholemia y no presentaba síntomas de ello. Al encontrarse en estado crítico por una “gran hemorragia por la boca fruto de graves lesiones internas” y diversas fracturas en ambas piernas, fue ingresado en el hospital Hospital Virgen Macarena de Sevilla con pronóstico grave.

4.- Los profesionales sanitarios procedieron a practicar una extracción de sangre cuando estaba estabilizado para su análisis.

5.- En dicho hospital, fue sometido a dos intervenciones quirúrgicas y estabilizado en la UCI, en la que permaneció los días siguientes sedado y en un persistente estado grave.

6.- El fiscal coordinador andaluz de Seguridad Vial, Luis Carlos Rodríguez León, informó en rueda de prensa que el hospital Macarena de Sevilla comunicó que existen muestras de sangre procedentes de la que se le extrajo con finalidad terapéutica antes de hacerle transfusiones y nada más llegar al centro el pasado 29 de mayo; por lo que el juez de instrucción 9 de Sevilla, que investiga el caso, ordenó al Instituto Nacional de Toxicología que analizara la sangre del diestro en busca de restos de alcohol, drogas u otras sustancias que pudiera influir en el siniestro. 

7.- El Instituto de Toxicología de Sevilla confirma en los resultados remitidos al juzgado que instruye el siniestro por el Instituto Nacional de Toxicología de Sevilla que el torero conducía con 1,26 gramos por litro de sangre.

8.- Ortega Cano, después de estar un mes y medio ingresado, el 1 de julio del mismo año abandonó la UCI y, finalmente, el 11 de julio recibió el alta.

9.- En Septiembre, salió a la luz el informe pericial elaborado por el Equipo de Reconstrucción de Accidentes de Tráfico (ERAT) de la Guardia Civil de Madrid. En dicho informe se concluye que:

a) el exceso de alcohol provocó el accidente de tráfico.

b) se atribuye al torero una “distracción o desatención” en la conducción, lo que le llevó a invadir el sentido contrario de su circulación y esa presunta imprudencia es debido por la ingesta de alcohol. 

c) según la inspección ocular realizada en el mismo lugar del impacto y en el estudio de los daños que sufrieron los vehículos implicados, los restos de frenada, así como los vestigios y marcas hallados en la calzada, se pudo hacer la reconstrucción del accidente y las velocidades aproximadas en el momento del brutal impacto.

El coche de ortega cano invadió el carril contrario unos 60 metros antes de la colisión y, en el momento del impacto, su velocidad era de 125 Km/h -el límite fijado en la vía era de 90 km/h-, mientras que el coche de la víctima circulaba a unos 50 km/h.

d) el accidente se produjo por la noche pero no había ninguna “obstrucción visual achacable a la vía”. Los dos conductores tuvieron un área de visibilidad de unos 120 metros antes del punto de colisión. Eso quiere decir que se pudo percibir por ambas partes las luces de los vehículos.

e) Carlos Parra pudo percibir el “peligro” y realizó una maniobra evasiva haciendo un leve giro hacia su derecha y disminuyendo posiblemente la velocidad, pero sin poder evitar al colisión.

10.- Dada la entrega del informe pericial de la Guardia Civil, el juez de Instrucción número 9 de Sevilla citó a declarar a Ortega Cano en calidad de imputado el día 9 de septiembre a las 10:00h.

Esta es la Reconstrucción del accidente según la Policía.

*Las fuentes las encontrarás al final de este artículo.

 

Una vez que se produce el accidente, se pone en marcha los protocolos de actuación en la asistencia al accidentado de tráfico. 

Protocolos de actuación en la asistencia al accidentado de tráfico según el Ministerio de Sanidad

En el momento del accidente:

1.- Fase previa: Valoración de la escena. Se confirma y complementa la información que se detalla al centro de coordinación, con el fin de movilizar el resto de recursos necesarios y aportar todos estos datos al equipo médico durante su aproximación al lugar. El equipo de emergencias, debe realizar la aproximación al lugar del accidente, la evaluación de la escena, el acceso o aproximación a la víctima, el triage inicial y la extracción de pacientes.

2.- Fase de Triage y de extracción del paciente del interior del vehículo.

3.- Asistencia Sanitaria: comprende las fases de Valoración Primaria y Secundaría, así como la de Traslado a Hospital útil. La fase de inmovilización, normalmente, ocurre entre la valoración primaria y secundaria.

Valoración Primaria: Soporte Vital mediante el proceso ABCDE con la sistemática ATLS (Advanced Trauma Life Support) del Colegio Americano de Cirujanos (American College of Surgeons):

Inmovilización: se procederá para para su posterior movilización hasta la unidad asistencial. En esta etapa tiene como objetivo estabilizar las lesiones existentes y evitar la aparición de lesiones secundarias durante la movilización que agravarían aún más el estado del paciente y su posterior recuperación.

Valoración Secundaria: se realiza dentro de la ambulancia. Consiste en un examen detallado del paciente, basado en la inspección, palpación, percusión, auscultación y reevaluación de signos vitales, que se hará tras realizar una rápida anamnesis (entrevista clínica que recoge antecedentes personales y familiares, y evolución clínica de la enfermedad actual) sin olvidar la reevaluación primaria.

4.- Traslado a Centro útil: traslado al centro hospitalario más adecuado para las lesiones que presenta. Debe realizarse por el profesional médico y de enfermería (en USVA) y por el profesional técnico de emergencias (en USVB), de forma oral y escrita, dando importancia los puntos clave de la asistencia extrahospitalaria. Los datos que se transmiten son referentes al lugar del accidente, estado inicial y evolución del paciente durante el traslado, recogida de todas las constantes vitales con la hora de medida, intervenciones terapéuticas realizadas, fluidoterapia administrada, evolución del paciente,puntuación trauma score, escala de Glasgow, si precisó aislamiento de la vía aérea, si se administró sedoanalgesia, las horas de llamada, activación, llegada, traslado y transferencia del paciente por el equipo de emergencias. También debe reflejar aspectos relacionados con la cinemática del trauma y circunstancias del accidente.

5.- Clasificación del paciente como caso especial: Código Trauma (CT). Los criterios para que se active el código pueden ser la gravedad del paciente (puntuación en el Índice de Trauma Revisado (RTS) menor de 12), lesiones en diversas áreas anatómicas, biomecánica del trauma y connotaciones especiales del paciente (edad, patología de base, tratamiento anticoagulante o ser gestante). Una vez detectado el caso por el médico del SEM se desencadena una prealerta al primer eslabón de la atención hospitalaria, (Servicio de urgencias hospitalarios (SUH), y al médico responsable de ese tipo de pacientes en el hospital: intensivistas, cirujanos…), que deberá alertar al resto de intervinientes y especialidades necesarias en dicho proceso.

6.- A partir de la fase del CT, se empieza la atención hospitalaria: Ortega Cano tuvo dos intervenciones quirúrgicas y posteriormente el traslado a la UCI.

Esta información lo puedes encontrar aquí.

Más información: Protocolo Educación y Seguridad Vial: Dirección General de Tráfico.

Enfoque de la situación

Ahora que sabemos toda la información del suceso y los protocolos que se utilizan desde el suceso hasta el ingreso hospitalario, repasamos las defensas de cada una de las partes:

Por parte del abogado de Carlos Parra, Luis Romero:

  • acusan a Ortega de un delito de homicidio imprudente y dos contra la seguridad vial: conducir supuestamente bajos los efectos del alcohol y exceso de velocidad.
  • En caso que no se dé valor el informe toxicológico como prueba, hay más circunstancias del suceso que pueden, en mi opinión, mostrar como pruebas y que puede presentar como tal: conducir por el carril contrario, exceso de velocidad, testigos como los camareros que le ofrecieron las bebidas y vieron su estado al salir de los bares y los testigos de que afirman su conducción temeraria antes del choque.    

Por parte del abogado de Ortega Cano, Enrique Trebolle:

  • la prueba de alcoholemia fue “nula de pleno derecho” porque se hizo con la sangre extraída “con fines terapéuticos, para salvarle la vida” cuando estaba en estado de coma.
  • se produjo una violación del derecho a la intimidad porque, según la jurisprudencia, cuando el juez reclamó muestras de esa sangre para utilizarla como prueba incriminatoria en el proceso penal debió hacerlo mediante una resolución motivada.

Sabiendo todo esto, analizaré todo con detalle.

Análisis detallado de toda la información

Hay tres puntos de interés:

1. La prueba de alcoholemia es “nula de pleno derecho” por el hecho de haberse utilizado una muestra de sangre con fines terapéuticos.

En Capítulo I. de la Inspección Ocular, presente en el Título V. De la Comprobación del Delito y Averiguación del Delincuente, el artículo 326 de la Ley de Enjuicimiento Criminal, establece que: 

“Cuando el delito que se persiga haya dejado vestigios o pruebas materiales de su perpetración, el Juez instructor o el que haga sus veces ordenará que se recojan y conserven para el juicio oral si fuere posible, procediendo al efecto a la inspección ocular y a la descripción de todo aquello que pueda tener relación con la existencia y naturaleza del hecho.”

Este párrafo 1º fue modificado en su redacción por la Ley 13/2009, de 3 de noviembre (BOE del 4), de reforma de la legislación procesal para la implantación de la nueva Oficina Judicial, estableciendo que:

Cuando se pusiera de manifiesto la existencia de huellas o vestigios cuyo análisis biológico pudiera contribuir al esclarecimiento del hecho investigado, el Juez de Instrucción adoptará u ordenará a la Policía Judicial o al médico forense que adopte las medidas necesarias para que la recogida, custodia y examen de aquellas muestras se verifique en condiciones que garanticen su autenticidad, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 282.”

En el artículo 363 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal establece que: 

“Los Juzgados y Tribunales ordenarán la práctica de los análisis químicos únicamente en los casos en que se consideren absolutamente indispensables para la necesaria investigación judicial y la recta administración de justicia. [….]”

El párrafo 2º fue añadido por la LO 15/2003, de 25 de noviembre, (BOE del 26), por la que se modifica el Código Penal (LO 10/1995, de 23 de noviembre.

“Las concretas actuaciones en que consisten las distintas diligencias de intervención corporal se encuentran parcamente reguladas en otras normas que han de ser interpretadas (y completadas) de acuerdo con la jurisprudencia.

Los distintos tipos de intervenciones que la jurisprudencia constitucional estima admisibles son múltiples: el test de alcoholemia sobre conductores (SSTC 103/1985 [RTC 1985, 103] y 161/1997 [RTC 1997, 161] ; los llamados “registros íntimos” (en el interior del cuerpo humano) para buscar pruebas de la comisión de un delito (SSTC 37/1989 [RTC 1989, 37] y 57/1994 [RTC 1994, 57] ); la obtención de huellas dactilares (STC 37/1989); la extracción de sangre y de vello (SSTC 103/1985 y 207/1996); el examen radiológico (STC 35/1996 [RTC 1996, 35] ). La principal dificultad estriba en que, para muchas de estas intervenciones corporales, la única base legal en que podrían sustentarse, al no serles de aplicación lo dispuesto por los arts. 326 y 363 LECrim, se encontraría en el artículo 478.1 LECrim.”

Más adelante podemos leer:

En las intervenciones corporales se lleva a cabo:

  • la extracción del cuerpo humano de determinados elementos externos o internos para ser sometidos a análisis pericial (análisis de sangre, orina, pelos, uñas, biopsias, etc.) o
  • la exposición del cuerpo humano a radiaciones (rayos X, TAC, resonancias magnéticas, etc.) con el objeto también de averiguar determinadas circunstancias relativas a la comisión del hecho punible o a la participación en él del imputado.

En las intervenciones corporales, se ve por regla general afectado el derecho a la integridad física (art. 15 CE), en tanto implican una lesión o menoscabo del cuerpo, aunque sea de su apariencia externa.

En función del grado de sacrificio que impongan de este derecho, las intervenciones corporales pueden calificarse como leves o graves.

  • Leves: cuando no sean objetivamente susceptibles de poner en peligro el derecho a la salud ni de ocasionar sufrimientos a la persona afectada. Así ocurre en el caso de la obtención de elementos externos del cuerpo (pelo o uñas) o incluso de algunos internos (análisis de sangre).
  • Graves: cuando sean objetivamente susceptibles de poner en peligro el derecho a la salud ni de ocasionar sufrimientos (como las punciones lumbares o la extracción de líquido cefalorraquídeo).

Por ley,  en un proceso penal, si se declara que existe algún tipo de “material” que al analizarlo biológicamente contribuya a esclarecer el hecho que se investiga, el Juez de Instrucción puede ordenar que el médico forense o la Policía Judicial pueda examinar las muestras. Por tanto, el hecho de hacer análisis de sangre en un accidente de tráfico es indispensable no sólo como fines terapéuticos sino también es necesario para la investigación judicial y en la aplicación imparcial de las normas legales y ejecución de lo establecido por ellas.

2. Violación del derecho a la intimidad por el hecho de utilizar la muestra de sange como prueba incriminatoria en el proceso penal y sin resolución motivada. (ésto significa que para utilizarse debe incluirse los fundamentos de derechos en el documento para resolver algo, siendo a favor o en contra del interesado).

A continuación se expone los requisitos para la validez de las intervenciones corporales:

FIN CONSTITUCIONALMENTE LEGÍTIMO

La CE para los derechos contenidos en los arts. 15 (derecho a la vida y a la integridad física y moral) y 18.1 (derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen) no prevé expresamente la posibilidad de un sacrificio legítimo de estos derechos, a diferencia de los que ocurre con los derechos a la inviolabilidad del domicilio o al secreto de las comunicaciones (art. 18.2 y 3 CE). No obstante, esto no significa que sean derechos absolutos, pues pueden ceder ante razones justificadas de interés general convenientemente previstas por la ley, entre las que sin duda se encuentra la actuación del ius puniendi del Estado (STC 37/1989, RTC 1989/37) (FJ 7º y 8º).

PRINCIPIO DE LEGALIDAD

La necesidad de previsión legal específica para las medidas que supongan una injerencia en los derechos a la intimidad y a la integridad física está establecida expresamente en el art. 8 CEDH, en la medida en que la jurisprudencia del TEDH incluye todos los derechos dentro del más genérico derecho del respeto a la vida privada y familiar (STEDH “X e Y / Holanda”de 26-3-1985 y “Costello-Roberts/Reino Unido” de 25-3-1993 entre otras).

Artículo 8. Derecho al respeto a la vida privada y familiar.

1. Toda persona tiene derecho al respeto de su vida privada y familiar, de su domicilio y de su correspondencia.

2. No podrá haber injerencia de la autoridad pública en el ejercicio de este derecho, sino en tanto en cuanto esta injerencia esté prevista por la ley y constituya una medida que, en una sociedad democrática, sea necesaria para la seguridad nacional, la seguridad pública, el bienestar económico del país, la defensa del orden y la prevención del delito, la protección de la salud o de la moral, o la protección de los derechos y las libertades de los demás.

Es, por tanto, no necesario una autorización del paciente al ser motivado por un proceso penal.

3. Legalidad del examen toxicológico.

Es legal ya que se utiliza en situaciones médicas de emergencia y puede emplearse para evaluar posibles sobredosis o intoxicación accidental o intencional. Ayuda a determinar la causa de toxicidad por drogas, dependencia farmacológica y la presencia de sustancias para propósitos médicos o legales. Se suele hacer desde las 3 a 10 horas de haber consumido.

La determinación de alcohol en sangre se consigue utilizando una técnica que se llama Cromatografía de Gases. Para más información de esta técnica con más detalles clica aquí.

Fuente: http://noticias.juridicas.com/articulos/65-Derecho%20Procesal%20Penal/201011-5559872589652.html

Más información y fuentes bibliográficas

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/06/14/andalucia_sevilla/1308045457.html

http://www.20minutos.es/noticia/1081829/0/analisis/sangre/ortegacano/

http://www.lacosarosa.com/ortega-cano-detalles-informe-pericial-accidente.html

http://www.porticolegal.com/foro/penal/779225/caso+similar+a+ortega+cano

http://rafaelfontan.blogcanalprofesional.es/ortega-cano-y-la-cadena-de-custodia/

http://www.diariofemenino.com/actualidad/famosos/articulos/jose-ortega-cano-ingresado-estado-grave-tras-sufrir-accidente-trafico/

http://noticias.juridicas.com/base_datos/Penal/lecr.l2t5.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Ortega_Cano#Grave_accidente_en_mayo_de_2011

http://www.europapress.es/chance/gente/noticia-ortega-cano-declara-viernes-imputado-20110908160653.html

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/05/29/andalucia/1306666847.html

http://www.diariodesevilla.es/article/provincia/1478436/la/guardia/civil/le/culpo/por/exceso/alcohol.html

http://www.e-mergencia.com/foro/f179/protocolo-atencion-sanitaria-inicial-accidentado-trafico-28852/

http://www.diariofemenino.com/actualidad/famosos/articulos/nuevos-datos-sobre-el-momento-accidente-jose-ortaga-cano-triplicaba-tasa-alcoholemia/

http://www.autopista.es/motor/actualidad/articulo/extracciones_sangre_ilegales_detectar_alcohol_38783.htm