Un día serás grande…

1292111282737_f

Un día soñé que estabas en lo más alto.
Los que te conocían te admiraban. Eras famoso.
A pesar de ello, seguías siendo digno y humilde.

Hace mucho tiempo todo era distinto;
eras una persona cálida, alegre, único,
querida por todos de tu alrededor.

Incapaces ellos de decirte una mala palabra de ti,
aplaudían y vitoreaban tus hazañas
y aquellos objetivos propuestos que alcanzabas…

Hacías todo lo que ellos querían de ti, ni más ni menos.
Y aunque no te gustaba estar en centro de todo,
disfrutabas del cariño y el apoyo que recibías.

Hasta que un día… algo te iluminó repentinamente,
pudiste ver que detrás de toda esa aparenta felicidad,
se escondía una persona que necesitaba algo: un cambio.

Te diste cuenta de que aquella actitud ya no te alegraba,
te sentías prisionero de un patrón que el resto quería ver de ti.
Toda tu vida, inclusive lo personal y tus decisiones, pertenecía a ellos.

Sentiste que debías escapar. Querías escapar.

Durante mucho tiempo reflexionaste en cómo lo harías.
Pero nunca pudiste saber el modo más pacífico de conseguirlo.
La única manera era….realizarlo de golpe.

Fuiste muy valiente y consecuente.

Al principio ellos pensaron que era rebeldía,
algo temporal, que se te pasaría tarde o temprano.
Ignoraban la propia felicidad que tu anhelabas tener.

Cuando supieron que era un cambio consciente,
ellos se estremecieron. Ellos quisieron atarte al pasado.
Ellos empezaron a exigirte. Ellos empezaron a atacarte:
Psicológicamente. Emocionalmente. Incluso físicamente.

Seguías siendo el mismo, pero con otros pensamientos.
Otros valores, otras ideas, otros fines en tu vida.
Pero ellos no lograban comprender tu supuesta transformación.

Intentaste explicarles el porqué de todo, pero unos no quisieron escuchar.
Se negaban a aceptar todos los cambios percibidos.
Otros, curiosos, conversaron contigo para saber lo ocurrido.
Te entendieron y te apoyaron.

En la actualidad sufres aún críticas duras de personas
incapaces de entender de tu cambio, de tus explicaciones.

No intentes razonar con ellos, déjales que vivan en su mundo
de fantasía, en ese mundo en que les da la razón en todo,
en ese mundo en que otros tantos piensan como ellos.

Déjalos que vivan en su mundo cerrado.
Déjalos que digan lo que su rabia le dicta.
Déjalos que malinterpreten tus palabras defensivas.
Déjalos que se sucumban en sus mentes retrógadas.

Tú no eres así, ¿Verdad? No te dejes llevar.

Algún día estarás más alto de donde estás.
Habrá gente que te seguirá. Otra se quedarán abajo.
Sólo da tiempo al tiempo.

Serás esa persona de mi sueño.

Anuncios

2 pensamientos en “Un día serás grande…”

¿Algo qué decir? ¡Dime tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s