[VlogBlog] #3 En contra de mí y mi libertad de expresión

Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y de recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión. (art. 19 Declaración Universal de los Derechos Humanos)

Estoy en una temporada de máxima reflexión y, la verdad, siento mucha decepción hacia algunas personas que he conocido y siempre me han criticado negativamente por expresar mis sentimientos, mis ideas o mis pensamientos públicamente, a través de Twitter o en mi propio blog, o incluso en persona, como si ellos creyeran que yo no soy consciente de las consecuencias o que hay un límite.

Me decepcionan que piensen así, porque eso demuestra que no me conocen en absoluto y/o, peor aún, han seguido malinterpretando mis argumentos o no han querido escucharme cuando he querido explicarles.

Yo jamás voy a dejar de decir lo que pienso ni de lo que siento, aunque haya personas que me digan que no debo hacerlo. Y si yo digo una opinión o comentario de algo es porque me interesa decirlo y porque tengo la necesidad de decirlo.Si hay alguien que le molesta que sea demasiado expresiva, pues lo siento, pero a mí eso, no me va a cambiar, ni nadie me va a callar. Mi pregunta es, ¿Por qué debo callarme?

¿Por miedo a lo que la gente piense de mí?  ¿Por miedo a que me critiquen?  ¿Por miedo a los insultos?  Que alguien me lo explique, porque yo, sinceramente, no lo entiendo.

Yo tengo más miedo expresarme estando o sintiéndome en la más profunda ignorancia que no expresarme con total seguridad y saber, y la gente se me eche encima porque sí. La gente que se supone que me debe de conocer, sabe perfectamente que, si yo hablo de un tema, es porque me he informado profundamente con anterioridad.

No me importa en absoluto que venga gente a criticarme o a insultarme, porque no tendrán conocimiento de que tengo una norma personal: Si no sabes o no te informas profundamente de un tema, no hables. ¿Por qué creen entonces que si hablo de temas tan comprometidas con tanta naturalidad pero no he hablado aún de temas que me interesan mucho? Porque todavía no creo tener base suficiente para hablar de ellos. Y esto, la gente no lo entiende. Muy decepcionante.

Me da igual si son temas comprometidos o no, mientras yo no cometa ningún delito en la vida normal ni en la red yo seguiré hablando de lo que me dé la gana. Me da igual si la gente me deja de seguir, me deje de hablar y se ponga estúpida conmigo.

Estamos en un mundo libre, las personas tienen que ser libres en expresarse de cualquier cosa que quiera y necesite, siempre con respeto y no traspasando límites. No entiendo a las personas que aún tienen esa mentalidad de anular al resto que desee decir al mundo entero. ¿Qué problema hay?

Tengo la suficiente madurez para decidir qué decir y cuáles son los límites, qué expresarme o no delante de una persona o en mi propio blog y siempre hablo desde mi experiencia personal y/o profesional. Todo lo que escribo acerca de algo en específico que sea relacionado con sentimientos o emociones ya está aplicado a mi misma; y lo escribo para expresarlo y/o para ayudar a otras personas que están pasando por lo mismo y yo ya lo he experimentado.

Lo que ponga en mi blog sólo forman parte de mí misma, de nadie más, es decir, que yo no cuento nada de nadie bajo su propia experiencia, sino de la mía, por lo que eso es legítimo. Son mis experiencias, y si yo hablo de una ciscunstancia de o con una persona específica, yo mantengo su anonimato, porque paso de que la gente tenga la idea de buscar a esta persona y le ataque, o se identifique y se ponga a atacarme.

Lo que aún no entiendo son las malainterpretaciones o que me malentienden al leerme. Por eso, lo aclararé una vez más: yo no critico/insulto directamente ni indirectamente a las personas sino que critico sus mentes cerradas (a que es lo mismo: ideas radicales o erróneas que tienen y sus pensamientos que yo no estoy de acuerdo y no son capaces de reflexionar y pensar, por un momento, que están equivocados), actitudes o comportamientos, y circunstacias a la que sean metidas y, a cambio, yo doy alternativas para mejorar la situaciones injustas -según mi juicio- por el Bien de todos. Esta actitud que tomo no es ni incitación al odio, ni insultar, ni menospreciar, ni leñes. Si esto, una persona, no es capaz de diferenciar y comprender después de aclararlo y se siente aún identificada y atacada, es que no vale la pena que ni entre a mi blog.

Por otro lado, todavía hay gente  que mezcla mi profesión con mi persona y cuando doy una opinión no me ataca una vez, sino dos.

¿Cuántas veces tendré que decir que una cosa es ser yo en la intimidad o en el círculo familiar, y otra cosa es ser un profesional sanitario, que son dos cosas distintas y nunca se mezclan? ¿O es que cada médico, cada oficinista, cada ingeniero, cada político, cada camarero, etc etc etc lo es – y lleva su trabajo y problemáticas- en su propia casa? ¿Acaso su familia lo tratan como tal y no como una persona normal? ¿Acaso es lógico pensar que siendo un trabajador (de lo que sea) pensarás lo mismo que siendo una persona normal en tu vida privada? ¿No, verdad? Pues lo mismo conmigo. Esto es un blog personal, y cada vez que yo opino algo siempre aclaro desde qué punto hablo porque dependiendo de qué papel/rol juegue –mi Yo personal o mi Yo enfermero- mis opiniones cambian. A veces se cruzan, sí, pero eso no quiere decir que sean lo mismo, que tenga la misma mentalidad. Para que sea más sencillo de entender:

a) Situación profesional en hospital/geriátrico: no hablo -niquiero hablar- de mi intimidad, problemas o vida personal, soy muy callada y mucho más seria (eso no significa ser borde, sino que me concentro mucho). No doy opiniones personales, mantengo mucho mi subjetividad y mis problemas personales al margen. Aplico todos los conocimientos y el comportamiento enfermero que me enseñaron en la universidad. Muestro mucho más respeto y actúo aunque no esté de acuerdo, sobretodo si son decisiones que deciden y no comparto. Aplico toda la empatía y sensibilidad cuando lo veo oportuno.

b) Situación personal estando en casa o en la red: hablo de mis experiencias e intimidad si veo oportuno, soy completamente expresiva, doy opiniones personales, doy criticas, etc aunque no se compartan, muestro mi lado humano y mi subjetividad, dejando mis conocimientos sanitarios completamente al margen a menos que se produzca un accidente y debo actuar. Aunque yo me exprese, siempre intento que haya un mínimo de respeto y que haya límites para no sobrepasarme.

A ver si a partir de ahora se tiene en cuenta esto, y se separa la persona con el trabajo. Y nolo aplico sólo a mí, sino al resto de personas que actúan igual que yo.

Otro asunto al que tratar es respecto a la moderación de comentarios. Para todos aquellos que se quejan de que borro los comentarios o no los publico, no es porque sea un pensamiento contraria a la mía, sino que lo modero porque se me ataca a mi directamente, a otras personas o a mi propio blog (sea por gusto o porque hay unas malinterpretaciones incluso después de haberlo aclarado bien), además de acusándome de ignorante, e incluso de que “no publicas los comentarios que tengan ideas contrarias a la tuya” cuando se puede saber perfectamente que en muchos artículos míos hay comentarios contrarios a mis ideales pero son dichas con respeto y sin atacarme a mí, mi artículo y blog, es decir, que es una opinión personal del tema. Hay mchas demostraciones sobre esto sobretodo en las que se habla, por ejemplo, de la independencia de Cataluña o el artículo del aborto. A ver si nos vamos dando cuenta de las normas de mi blog y cómo funciona éste porque parece que hay personas que no usan el cerebro adecuadamente; les gusta mucho criticar y atacarme sin importar mi propia persona, no opinar sobre el tema en cuestión y sacar las cosas de contexto (que eso es muy común). Lo dejaré más claro: acepto comentarios u opiniones contrarias al contenido del blog, pero moderaré aquellos comentarios que critiquen o insulten mi persona, mi blog y los otros usuarios.

Puede que a partir de ahora me caigan comentarios en contra de mí, o puede que no. Pero os diré algo muy importante y que jamás me he cansado de plasmarlo en mi blog: si te sientes indentificado o atacado con este post, no es mi culpa, pero yo he dado una opinión en general sin hacer distinciones y sin apuntar a nadie. Por lo que, todos los comentarios despectivos, insultos, ataques, amenazas, diciendo mentiras, etc sobre mí, mi persona, mi vida y mi blog serán moderados y borrados. Si estás en contra dilo con respeto y aplicando lo que dije en este post, que eso es lo único que pido. Los demás comentarios serán bienvenidos. Gracias.

Anuncios

¿Algo qué decir? ¡Dime tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s