La música Pop: criticar por criticar

A pesar de que pertenezco al grupo de fans de los BackStreet Boys y no tengo en contra de nadie y sus respectivos gustos, sí que considero que ciertos “artistas” por decirlo de alguna manera sí merecen críticas (y no otros que no hacen mal a nadie) por el simple motivo del comportamiento y actitudes hacia la sociedad, sus fans, su música y también su reputación en general. Si estos artistas no se meten en líos gordos, decepcionantes y bochornosos no se merecen críticas tan duras e insultantes como los que reciben.

Hoy en día la gente critica por criticar si fundamentos ni razones contundentes que no utilice ni una sola vez los insultos. El tema más criticado es la música, y el género que más es criticado es el pop (dejando de lado al reggaeton que eso, para mí, no lo considero ni siquiera género musical y se merece toda la negatividad que recibe) y en esto me basaré hoy.

El origen del pop viene del rock, jazz, doo wop, folk y el dance. Es una música suave, que fácilmente es distinguible por su ritmo y normalmente está dirigido a un público joven (pero no siempre). Nació en los años 50 y se inició como género musical por el mítico Michael Jackson (el considerado el “Rey del Pop”), Madonna, etc. Pero realmente el teen pop surgió a mediados de los años 70 con “The Jackson Five” pero no recobró gran impacto y popularidad hasta los años 90.

Primero de todo pienso que la música pop ha decaído, sí, pero no tanto como la gente dice y piensa. Es decir, ha decaído un subgénero que en los años 90 era muy buen valorada, llamada “teen pop”. Ese decaimiento es por culpa de “cantantes” que han utilizado este subgénero como método comercial y no como arte, ya que su objetivo es atraer a todo el mundo y no conduce hacia una ambición significativa que sea bien valorada como, por ejemplo, promover ideales de libertad, amistad, amor, paz, de lucha, etc. Pero no sólo eso, ya que cada vez más las canciones tienen la misma temática (romance, aunque hay excepciones), el mismo ritmo, no hay variedad y, por tanto, al público joven no adolescente no les atrae tanto como antaño. Lo peor es que publican simples “singles” y no álbumes como hacía los precesores en los años 70, 80 y 90.

Existen dos generaciones del “teen pop”.

La primera generación, de los años 90, son los que pertenecen los BackStreet Boys, N’Sync, Spice Girls, Westlife, Hanson, Five, Britney Spears, Cristina Aguilera, Mandy Moore, Savage Garden, Jessica Simpson, A*Teens, M2M, S Club 7, etc.

La segunda generación surgió en el año 2006 y la componen los siguientes: One Direction, Auryn, Miley Cyrus, Justin Bieber, Selena Gómez, Kesha, Demi Lovato, Taylor Swift, Cher Lloyd, Fifth Harmony, Little Mix, Emplem 3, Union J, Big Time Rush, Miranda Cosgrove, Jonas Brothers, Austion Mahone, entre otros.

La primera generación es la mejor valorada de todas y reciben rara o nula crítica negativa, pero la que más recibe todo el peso de la críticas despectivas, burlas e insultos son de la segunda generación por el simple hecho de que, a pesar de que a veces incluso hacen donaciones benéficas, son los típicos artistas que consiguen una elevadísima y veloz popularidad pero luego bajan estrepitosamente y no duran en el mundo de la música, además utilizan la música pop como un mercado y no como arte. Pero en esta generación hay excepciones ya que no todos utilizan su famoseo y canciones como algo comercial y eso se nota no sólo en sus canciones (aunque indirectamente sí haya influencia comercial), sino también en su estilo, popularidad y comportamiento ante la sociedad. Éstos son los que se comportan con más humildad como por ejemplo Selena Gómez, Auryn, Taylor Swift y posiblemente One Direction ya que, a pesar de que de vez en cuando estos chicos se meten en problemas nada graves (según fuentes, dice que “perseguían chicas”, y en las discotecas “bebían alcohol y hacían el payaso” y hagan cambios de look), Simon Cowell, el inversor de dinero para que ellos sean una boyband limpia y lleguen a lo más alto, les controla y protege severamente para que sigan el camino correcto. Los considerados mala influencia y la escoria, y reciben casi el 99% del peso son sobretodo Miley Cyrus, Jonas Brothers y Justin Bieber.

Ahora bien, los que más culpa llevan por esta mala reputación son sus fans más extremistas; aquellas que “matan” o enseñan sus dientes por ellos a la mínima crítica o hacen estupideces por su ídolo de turno para demostrar su “amor” y/o “fidelidad” por ellos o conseguir cualquier cosa que les haya pertenecido aunque sean por 1 segundo (incluso por haber tocado “X” cosa. Lo peor es que no les importa si su ídolo es mala influencia para ellas y el resto de las personas, su voz y su físico es lo que las ciega y aunque se metan en graves problemas (legales, drogas, prostitución, provocación, insultos y menosprecios a los demás, excesivo egocentrismo, etc etc etc), saben que sus fans más extremistas le seguirán apoyando. Una #fucklogic y una estupidez de caballo.

No entiendo este tipo de fans, comprendo que se vuelvan loquillas por ellos/as, que tengas sus fantasías, sus locuras y llevando su merchandising por todos lados (yo también lo he hecho, que conste), chillar al verlos, emocionarse y cantar sus canciones, pero llevarlo al extremo de crear “novelas” y/o historias “porno” mal hechas y desagradables con ellos, ser capaces de perder su virginidad por una entrada de concierto, ir a su propia casa y matar a su ídolo por “amor”, evitar los guardaespaldas sólo para cortarle un mechón de cabello, pelarse al cero porque creyeron rumores de que su ídolo tenía cáncer, etc me parece enfermizo y siempre lo he creído así, desde muy jovencita. Sí, desde siempre ha habido fan locas de este calibre, pero estamos en una temporada, desde el 2006, que estas fans se han vuelto mucho más peligrosas, intensas y extremadamente difíciles de entender, y lo digo yo que he sido super fan (pero no extremista) de los BSB cuando era una pre-adolescente y adolescente.

Pero hay otra cosa peor que las obsesivas fanáticas. Sí, la hay: son los típicos chicos (y también chicas aunque es minoritario) que critican de una forma brutal, despectiva y de la forma más ruin posible hacia estos cantantes. Pueden tener sus razones, pero teniendo esa actitud hacia ellos les envía a su mismo nivel y cualquier tipo de comentario (aunque tengan razón) que hagan dejará de tener credibilidad y valor.

Puedo comprender el odio o repulsión que sienten y es comprensible y respetable que lo muestren (porque hasta yo puedo sentir lo mismo hacia ciertas cosas), pero es mucho más aceptable que se diga en su círculo más cercano (familia, pareja, amigos) que de forma pública y dirigidos a todos en general. Si se quiere dar esa crítica de forma pública, la mejor manera es encontrar razones contundentes y mostrar esa repulsión de la forma más adecuada e inteligente posible; capaz de dejar al criticado por los suelos sin decir ninguna inmadurez, insultos, comentarios despectivos duros y tan directos, por mucho se merezca que se lo digan.

Espero que algún día la música pop se vuelva a valorar positivamente y deje de ser un producto tan comercial y convertirse en ese “arte” que era antes, como lo son otros géneros musicales.

Anuncios

6 pensamientos en “La música Pop: criticar por criticar”

  1. Última cosa: el instinto maternal-paternal. La cultura pop también explota ese aspecto. Ahora sí. (Qué extraño que no vea los comentarios).

  2. Ok. Aclaremos algo: la música siempre ha sido comercial, denominada ya como industria. Como dijo Mickey Rooney en Los Simpsons: “Lo único vacío es la industria de la música”. La diferencia es que ahora con la tecnología y la población mundial técnicamente ya no necesitan las cosas de antes, como instrumentos y creatividad, la gente quiere siempre lo mismo porque es lo que mejor conoce, porque es lo que más se le introduce. Lo que no cambia es que hay artistas que duran EL éxito y desaparecen y que hay artistas que, aunque en su época no sean reconocidos, prevalecen. La música pop -admitámoslo- es eso: POPularidad; buena o no es de cada quien.
    El efecto psicológico es muy simple y, a la vez, significativamente enredado (como los audífonos en el bolsillo). Uno busca la música por lo que más le significa y acomode a los oídos depende la madurez de la persona. Pero el efecto “boy bands” va más allá de eso. Hay un millón de formas de atraer y comercializar un exponente (como la música) que gente como Simon Cowell no desaprovecha (gente astuta de todas formas).
    Verás, en el mundo hay gente inculta, débil, sensible, en alguna y cuál otra forma. Mujer u hombre sean, caen al gozo de lo que más necesitan depende sus emociones, como el azúcar por tener un metabolismo y función hormonal diferente. En mayoría ya sabemos los órdenes: fútbol, ropa, pelo, novelas, SEXO!!!, etc. Los empresarios, que han perfeccionado sus técnicas con los años, llegan a la gente a través de lo que piden, pero como negocio, lucro, y hasta sinvergüenzura, lo hacen a través del menor y periódico fin, como las drogas:
    -¿Qué le falta a un adolescente?
    Amor, comprensión, apoyo.
    -¿Cómo se lo damos?
    A través de iconos, idealismo, fusionando con lealtad y ganancias monetarias.
    -¿Cómo lo propagamos?
    Televisión, Internet, publicidad, y por qué no (siendo el ojo el sentido más presente del ser humano) estilos extravagantes que hagan relucir de los demás.
    Y a través del tiempo, la gente está tan infestada de esta, mercadotecnia, de Hollywood y de MTV, que piensan que es todo lo que interesa, y la mente y su sistema colectivo (de seguir al líder) te hace redefinir y vulgarizar todos los valores: status social, amor, amistad, vida, felicidad… E irónicamente aquellos que protegen y definen más estos valores son precisamente quienes menos los poseen; pasa en Facebook, principalemente; así, nos despersonalizamos y vamos perdiendo noción de la realidad, adecuándonos a la que estas programaciones quieren que deseemos.
    ¿Te has dado cuenta que cada vez predominan más los comerciales en la pantalla? ¿Y que cada vez fusionan más los sentimientos con los productos?

    Vamos al grano: ¿Por qué hay directioners que actúan tan salvajemente? Porque es lo que les queda, esa frágil figura “real” de algo que les espera y que ansían; porque son más inestables, por que el mundo les ha enseñado a ser egoístas, porque no recibieron suficiente amor de la imagen masculina; y lo mismo sucede con los hombres pero en otros aspectos. Esa idealización y falta de verdadero afecto que las instituciones (sean empresariales, religiosas, escolares) fomentan. Necesitan un ídolo al que apegarse, aunque a veces no tengan nada que ver con lo que hacen “en realidad”. Esta Era de comunicaciones y globalización hará bien que seamos todos más continuos, iguales, pero eso puede ser favorable o desfavorable dependiendo de la voluntad de poder del ser humano. La gente más en estado de ofensiva puede ser por varias razones: hormonales, quizás el mismo signo zodiacal, su educación, pero en el fondo puede que tenga un conflicto y que esté defendiendo “algo” (como nuestro amigo Amarant).
    En fin, hay muchas formas en que la cultura pop puede atraerte y no vale la pena escribir un libro por ellas (quizás). No por nada en los videos los artistas hacen gestos que en realidad tienen muchos significados, algunos de ellos son:
    -Te estoy llamando con la mano, palpándome el pecho, y después niego con la misma mano: “soy el mejor, puedes contar conmigo y como yo no hay otro igual”.
    -Estoy peinado para arriba: “soy una persona de gran autoestima, más de lo normal”.
    -“I love you, baby, like you there’s nobody, I’m nothing without you”: ¿¡¡¡Qué mujer no se derrite con esto!!!?. Además, la Mujer a través de la Historia ha sido muy infravalorada (y más aún si por la adolescencia), por lo que queda en cultura y en la genética un vacío del cual hay que llenarse y madurar. Como dije, está en pie de la humanidad si esta quiere progresar.

    Saludos, espero que haya servido de algo.

    PSD: Mi grupo pop preferido es A-ha.

    1. Sí, de hecho la música pop ha sido comercial, pero nunca lo había notado tanto como ahora. Es decir, en los años 90, cuando era “superfan” de los BSB siendo niña y preadolescente, no veía a los medios de comunicación que tratase a la música algo tan artificialmente como comercial, sino que era como una “moda” al igual que las Spice Girls, NSync, Aqua y demás. Entre ellos veía cierta rivalidad para ver quién tenia más apoyo y sus canciones no eran siempre de amor, tenían “algo” de variedad de temas en las canciones (amor, amistad, alegría por vivir, ser felices, incomprensión, etc) y quién era el que más era escuchado en las discotecas y era mantenido en el tiempo, y no vender X discos. Ahora da igual, ahora es vender muchos discos, tener mucho éxito en el mundo popular y todas las canciones son de amor y cansa mucho. Y yo sé la razón: por la misma razón que tú dices, y porque las adolescentes necesitan rellenar ese vacío de amor que no han recibido. Es muy bonito que te digan “I love you, baby, like you there’s nobody, I’m nothing without you” en serio, como chica me encanta que un chico me diga algo así, me derrite y es verdad xD pero que un disco entero de 12 canciones diga esto ya me parece cansino. Esto siempre lo he pensado desde joven ya que he escuchado canciones de los 70, 80 y 90 desde que eran una cría (incluso he escuchado a la mítica ABBA) y he escuchado canciones maduras.

      Me alegro que te guste A-ha, es uno de los grupos que escuché siendo de pequeña y sigo escuchando ^^ y gracias por tus comentarios, han dado mucha riqueza a mi post. Me alegro de tenerte por aquí. Un saludo!

  3. Te diré algo: es psicología pura. La primera vez que vi el vídeo “Baby” solo me quedé con una cara de poker face. Casi como despertarse de un sueño supe que el pibe era famoso, tenía millones de fans y -cómo no- haters. Justin siempre fue un chiste para mí; solo lo insultaba tontamente para darle humor a una que otra conversación trivial (y funcionaba). Punto es que pocos máximo 3 me caen bien y los demás los ignoro y solo me cabronean cuando los tengo al frente ni más.
    Ahora te cuento una historia y sí: hay un grupo que literalmente he llegado a odiar: One Direction. Y lo aclaro: yo, por más que a veces diga cosas profundas (de hecho en mi colegio he sido reconocido por eso), soy una persona complicada y en unos aspectos inmadura. Aquí va la historia:
    Mi hermana inició como niña sencilla y adorable. Con el tiempo fue al colegio y “se modernizó”. Ok, lo acepté. Gustaba de esas Monster High, Selena Gomez, Crepúsculo, progamas de Disney, aunque no le gustaba JB (los dos …por suerte). Pedía un celular (con 11 años), y cosas así.
    Ya pasados los años, y de la noche a la mañana, veo repleta su habitación con cosas de 1D por todas partes; vi escenas de la película y veía miles de fans: todo Ok. …Después la veía y no dejaba el celular, no dejaba de hablar de 1D, se había vuelto una experta en tecnología y moda y a nadie pareció importarle, pero yo ya no la reconocía y comencé a alejarme de ella. Traté de comunicarme, de enseñarle nuevas cosas (incluso le enseñé el FFIX y ¡le gustó!, pero…). Busqué todo lo malo de 1D, me volví un hater (aunque jamás he dado opinión en internet al respecto), y ya pasado el tiempo le hallé simpatía y solo comencé a molestar a mi hermana con cosas como “¿y Harry cuando va a salir del clóset?” (quien es “su ídolo”, cual ya hubieron muchos).

    Ese es el lado B del casete, pero resulta que es más complejo, y esto no lo digo como el típico adolescente: la gente no me entiende. Mi hermana no solo los idolatra, les escribe novelas, los busca todo el tiempo, pone su “música”, …y yo adoro la música y la lectura (son dos cosas que me definen), y verlos caer en ese punto y ser adulado… (ella ha publicado sus “obras” y ha recibido muchas positivas). Además, yo soy en muchos sentidos crítico, pero ese lado critico también combate con mi otro lado: el compasivo; por un lado está lo que quiero y lo que detesto. No soy como muchos creen, sé muchas cosas, y me cuesta menos comunicarme con la juventud que con los adultos (pero la edad es cosa de espíritu).
    No sé si me entiendes, pero veo esto no como dramático, sino como prueba de mi humanidad. Soy un solitario, no tengo “identificación” por lo que la mayoría gusta. En lo que a mí, y lo que me molesta, One Direction ha sido la prueba más clara de principios antitéticos, y tengo que convivir con ello porque, a menos que salga a caminar, mi casa es lo más cercano que tengo de una identidad, y debo convivir con gente que no me escucha (espero mejor suerte en la Universidad).
    Hubo una vez en que mi hermana me escuchó, resulta que ahora soy en parte una fuente conocimiento para ella y (en mayor parte) un fastidioso.

    Tengo mis opiniones respecto a la modernidad: pienso que es como una Edad Media y pronto se acerca algo más que un “Renacimiento”.
    Otra cosa, es que está bien criticar, y a veces ni siquiera son necesarios los argumentos, pero falta eso muy importante: la compasión. Si la tuviéramos, no sería necesario “el respeto”, que es solo una regla moral impuesta. Recuerdo cuando fui a una página donde una muchacha colocaba por qué gustaba más de estar con hombres que mujeres como amigos, y en una parte hacía énfasis a One Direction: no importa lo que haya dicho (la verdad no le encontré nada fuera de orden), no importa la clase de crítica que haya hecho, ella no merecía el trato que le dieron las muy galardonadas “directioners”. Te juro que me llegó a poner rojo de indignación (y pocas cosas me dejan así). Bueno…

    Cuídate mucho, y ahora te explico esa “psicología pura” que te prometí.
    PSD: Lo pongo por 2ª vez, no sé por qué no aparece. Si ya apareció, no se cómo borrarlo.

    1. Entiendo muy bien tu postura y me alegro que, aunque seas adoescente, tu seas de los que los criticas de una forma razonable y con cerebro al ver como tu hermana pequeña cambió de forma drástica. Y quiero que sepas que te apoyo al 100%. Este tipo de críticas son las que a mí me parecen las mejores.

      De hecho ella ha conocido a los 1D desde muy joven (no la culpes, yo conocí a los BSB a los 9 y hasta ahora sigo siendo fan pero no estoy tan loca) y en parte ha perdido parte de su personalidad tan mona y su inociencia que tenía y eso es lo malo, porque a pesar que yo era fan a los 9 años de los BSB, nunca perdí mi infancia y mi preadolescencia como lo han hecho los de esta generación.

      A mi no me gusta ni Justin Bieber, ni Miley Cyrus, ni Jonas Brothers, ni 1D, ni Auryn (aunque haya canciones que no estén nada mal de éstos 2 últimos) porque pertenecen a un teen pop que da mucho asco; no porque sólo hay mucha comercialización en su música, que las canciones siempre son las mismas y, por ejemplo,.los 1D se copian de los BSB (se ha demostrado que sí, y Justin Bieber se copió también. No son únicos ni originales al hacer canciones) sino también de los radicales y agresivas que llegan a ser sus fans. Pero aún así respeto a las chicas que les guste.

      Sinceramente aquella chica que recibió mal trato por parte de las “directioners” no se lo merecía, y más cuando dijo cosas no fuera de lo común y con respeto. A mí sinceramente me da igual que venga alguna “directioner” o “believer” a criticarme duramente porque primero no le harécaso y segundo moderaré su comentario hasta que no me comente con educación.

      Con todo esto quiero decir que la música pop en general no merece tal críticas negativas y ese asco que veo de mucha gente (no generalizo, que conste), sino que se debe criticar más a los “cantantes” y sus fans en los que pertenecen a este género musical y es eso a lo que me refiero en mi post.

      Bueno Bshai, gracias por comentar, un saludo!

      PD: No aparecía antes tus comentarios porque todos los comentarios que se hacen en mi blog están bajo supervisión y moderación. Lo hago yo misma por eso suele verse más tarde. Es un modo de protección de la web, he recibido muchos insultos y estupideces de gente sin razón alguna. Siempre y cuando se comente con educación (aunque sea en mi contra) y no sean spam, los comentarios siempre van a aparecer.

  4. Te diré algo: es psicología pura. La primera vez que vi el vídeo “Baby” solo me quedé con una cara de poker face. Casi como despertarse de un sueño, supe que el pibe se hizo famoso, tenía millones de fans y -cómo no- haters. Justin siempre fue un chiste para mí; solo lo insultaba tontamente para darle humor a una que otra conversación trivial (y funcionaba). Punto es que pocos -máximo 3- artistas nuevos me caen bien y los demás los ignoro y solo me cabronean cuando los tengo al frente, ni más.
    Ahora te cuento una historia, y sí, hay un grupo que literalmente he llegado a odiar: One Direction. Y lo aclaro: yo, por más que a veces diga cosas profundas (de hecho en mi colegio he sido reconocido por eso), soy una persona complicada y en muchos aspectos inmadura. Aquí va la historia:
    Mi hermana inició como niña sencilla y adorable. Con el tiempo fue al colegio y “se modernizó”. Ok, lo acepté. Gustaba de esas Monster High, Selena Gomez, Crepúsculo, progamas de Disney, aunque no le gustaba JB (los dos …por suerte). Pedía un celular (con 11 años), y cosas así.
    Ya pasados los años, y de la noche a la mañana, veo repleta su habitación con cosas de 1D por todas partes; vi escenas de la película y veía miles de fans: todo Ok. …Después la veía y no dejaba el celular, no dejaba de hablar de 1D, se había vuelto una experta en tecnología y moda y a nadie pareció importarle, pero yo ya no la reconocía y comencé a alejarme de ella. Traté de comunicarme, de enseñarle nuevas cosas (incluso le enseñé el FFIX y ¡le gustó!, pero…). Busqué todo lo malo de 1D, me volví un hater (aunque jamás he dado opinión en internet al respecto), y ya pasado el tiempo le hallé simpatía y solo comencé a molestar a mi hermana con cosas como “¿y Harry cuando va a salir del clóset?” XD (quien es “su ídolo”, cual ya hubieron muchos).

    Ese es el lado B del casete, pero resulta que es más complejo, y esto no lo digo como el típico adolescente: la gente no me entiende. Mi hermana no solo los idolatra, les escribe novelas, los busca todo el tiempo, pone su “música”, …y yo adoro la música y la lectura (son dos cosas que me definen), y verlos caer en ese punto y ser adulado… (ella ha publicado sus “obras” y ha recibido muchas positivas). Además, yo soy en muchos sentidos crítico (odio las masas), pero ese lado critico también combate con mi otro lado: el compasivo; por un lado está lo que quiero y lo que detesto. No soy como muchos creen, sé muchas cosas, y me cuesta menos comunicarme con la juventud que con los adultos (pero la edad es cosa de espíritu).
    No sé si me entiendes, pero veo esto no como dramático, sino como prueba de mi humanidad. Soy un solitario, no tengo “identificación” por lo que la mayoría gusta. En lo que a mí, y lo que me molesta, One Direction ha sido la prueba más clara de principios antitéticos, y tengo que convivir con ello porque, a menos que salga a caminar, mi casa es lo más cercano que tengo de una identidad, y debo convivir con gente que no me escucha lo que para mí es más importante (espero mejor suerte en la Universidad).
    Curiosamente, una vez mi hermana me escuchó, y ahora he llegado a ser en parte una fuente de conocimiento para ella como (en gran parte) un sujeto fastidioso.

    Tengo mis opiniones respecto a la modernidad: pienso que es como una Edad Media y pronto se acerca algo más que un “Renacimiento”.
    Otra cosa, es que está bien criticar, y a veces ni siquiera son necesarios los argumentos, pero falta eso muy importante: la compasión (aunque sea con One Direction ¬¬ ). Si la tuviéramos, no sería necesario “el respeto”, que es solo una regla moral impuesta. -Recuerdo cuando fui a una página donde una muchacha colocaba un blog de por qué gustaba más de estar con hombres que mujeres como amigos, y en una parte hacía énfasis a One Direction negativamente: No importa lo que haya dicho (la verdad no le encontré nada fuera de orden), no importa la clase de crítica que haya hecho, ella no merecía el trato que le dieron las muy galardonadas “directioners”. Te juro que me llegó a poner rojo de indignación (y pocas cosas me dejan así). Bueno…

    Cuídate mucho, y ahora te explico esa “psicología pura” que te prometí.

¿Algo qué decir? ¡Dime tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s