Cómo potenciar tu fuerza de voluntad

Para conseguir una meta, un objetivo o el éxito, el ingrediente principal es la fuerza de voluntad y ésta se consigue mediante la motivación.

No es fácil mantener a largo plazo la motivación y tu fuerza de voluntad, ya que se gasta mucha energía y parte de nuestra paciencia, estado de ánimo y tiempo. Pero hay una forma que te permite casi controlarla por completo y poder utilizarla cuando más la necesites: el motivo de porqué debes conseguir aquello que te has propuesto conseguir. Es decir, la motivación se alimenta de aquello que te empuja a seguir adelante a pesar de las dificultades que se presenten, y esta motivación ayuda a tu fuerza de voluntad.

Parece fácil, pero en la vida real no lo es: si hay muchas cosas (problemas de todo tipo, dificultades, obstáculos, imprevistos…) que provocan que tu motivación y la fuerza de voluntad se desgasten rápidamente y fácilmente si eres propenso/a a tener depresiones o bajadas de ánimos.

Es, por tanto, imprescindible que aprendamos a controlar nuestra mente y emociones, a pensar positivo y dejar aquellos pensamientos negativos que te lleguen -sean intrínsecos o extrínsecos- pase de largo y no se clave dentro de ti. Mejor dicho: ignorarlas o, almenos, aprende a ignorarlas.

Entonces, ¿Cómo potenciar tu fuerza de voluntad?

  • Descubre que es lo que te motiva o te da fuerzas para continuar.
  • Piensa que, si te esfuerzas, tendrás tu recompensa.
  • Piensa que es algo bueno y exclusivo para ti.
  • Aquello que te motiva es la clave para “recargar la energía” de tu fuerza de voluntad, puede ser una persona, un sueño o un avance importante en tu vid personal o profesional.
  • No hagas caso de opiniones, comentarios, etc despectivos y/o que te hagan daño, deja que todo eso se te resbale.
  • Aunque no te sientas motivado, oblígate a hacerlo procurando concentrarte en tu deber y mandar al que te haga todo imposible con sus comentarios o insultos a que moleste a su puñetera madre.
  • Organízate el trabajo y dedícate el tiempo que tu seas capaz de hacer, siempre teniendo en cuenta tus posibilidades y limitaciones.
  • Por cada logro que hagas, date un caprichito o una recompensa para subirte la moral y pienses que vale la pena.
  • Ten en cuenta que potenciar tu fuerza de voluntad depende exclusivamente de ti, de lo fuerte que seas mental y emocionalmente. Si no eres fuerte te debilitarás  enseguida y fracasarás.
  • Nunca intentes tener un sólo objetivo, tienes que construir muchos y a corto plazo porque así evitarás frustraciones y decepciones en ti mismo/a. Ten en cuenta siempre tus posibilidades para alcanzarlo.
  • Si no lo consigues no te rindas, sobretodo si vas teniendo oportunidades futuras: “quien la persigue, la consigue”.

Recuerda que esto se consigue a largo plazo, trabajando duro y con constancia.

Anuncios

¿Algo qué decir? ¡Dime tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s