¡Está prohibido! ¡Fomenta la violencia!

“Una pistola no mata si no tienes intención de aprietar el gatillo, una droga no comete ninguna alteración psicológica si no se consume ilegalmente, un videojuego no trastorna si eres consciente que es un entretenimiento.” – Sara Reyes

Hago este artículo con prioridad a los demás porque hay algo que quiero dejar claro de una vez por todas: los videojuegos no es la causa ni la justificación para que un joven provoque una masacre.

¿Porqué digo esto? Porque una declaración del vicepresidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Portadores de Armas (NRA), Wayne LaPierre, culpó a los videojuegos de la masacre en la escuela primaria de Connecticut, EE.UU. y no sólo eso, también culpó a la música y los vídeos de exponer a los niños a la violencia. 

¿Perdón? ¿que los videojuegos tienen la culpa? Si tanta la tienen y tan “malos” son los videojuegos, ¿Por qué no hay cada día un asesinato por culpa de ellos? ¿Por qué la industria de videojuegos cada día está mejor valorada y cada vez más hay exposiciones mundiales muy importantes sobre ellos? La gente que no es videojugadora (y no me refiero a ser gamer) responderá que es porque hay mucho dinero por medio y no hay suficientes asesinatos y otras atrocidades para prohibirlo.

Ajá. ¿Y qué hay sobre la violencia en Corea del Sur, Chile, Honduras, Colombia, Venezuela, Noruega y posiblemente lo haga Alemania? Se prohibieron los videojuegos tipo shooter o de acción y la violencia no ha disminuido en lo más mínimo. Pero sí, nada de prohibir las armas, ¡Eso no se toca, eh!

Hay que ser un conservador extremista amargado bajo en conexiones neuronales para hacer tal declaración en pleno siglo XXI. Primero, ni los videojuegos, ni las drogas, ni la música, ni el cine y ni las armas son la justificación para que en el mundo se cometa tales atrocidades, son las personas.

Para que una persona cometa asesinatos, persecuciones suicidas en coche y explotar cosas emulando a los videojuegos, películas o las letras de la música debe tener un trastorno mental y peor, ser un niño y/o adolescente que posea una enfermedad o trastorno mental con incapacidad de distinguir realidad y ficción y que sea lo suficientemente atrevido como para cometer un delito sin importarles las malas consecuencias. No ha habido ningún caso en que un adolescente en su sano juicio haya cometido una masacre por haber jugado un videojuego (también se le puede incluir a las películas).

Por tanto, no se puede generalizar y decir que un videojuego, aunque sea de acción, de shooting, etc. sea la causa de que una persona, joven o no, cometa un crimen. Yo he jugado a juegos como Driver, GT Racing, Doom, Metal Gear Solid, Final Fantasy entre otros y jamás en la vida se me ha pasado por la cabeza matar aal salir a la calle, ni imitar a los personajes de los videojuegos o hacer el loco con el coche. Me atrevo a decir, incluso, que uno de los usos de los videojuegos de los tantos que tienen, es que se permite hacer el loco sin provocar muertes ni accidentes graves en la vida real además de fortalecer y mejorar cualitativamente nuestro cerebro.

Anuncios

¿Algo qué decir? ¡Dime tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s