Consejos para conseguir tus propósitos y decisiones importantes

Aviso: Este artículo lo escribo para aquellos jóvenes mayores de edad que se sienten excesivamente controlados, sobreprotegidos y manipulados por sus padres. Si alguien se siente identificado no es mi responsabilidad ya que está escrito objetivamente y me dirijo a todos los jóvenes en general que estén pasando por esta situación. Al haber muchísimos casos de este tema pienso que es digno de sacar a la luz y reflexionar.

Hay padres que, aunque tengan sus hijos de más de 30 años, siempre serán “niños” y los sobreprotegen y los controla de tal manera que agobia y no dejan desarrollar su vida personal y aprender por sus decisiones y errores. Les da terror que se hagan daño o les pase algo horrible (lo más dramático que puedas imaginar, desde un acoso sexual hasta un ataque con armas blancas o de fuego), no dudan en “pactar” y “aceptando” lo que su hijo/a desea hacer a cambio de que siga controlando la situación sin dejarle espacio personal.  Es la típica relación en la que si no sabe nada de su hijo/a en 24h se pone a dramatizar, a pensar lo peor y claro, su retoño tiene que hacer, almenos, 1 llamada para que se sienta tranquilo/a. Diría que por mucho que este joven ya tenga madurez y deseos de decidir por sí mismo/a,  es como si ambos estuvieran conectados aún por el cordón umbilical.

Uno se va dando cuenta de que tiene rasgos que no parecen nada normal, y no solamente lo puede pensar esa persona, sino que todos los que están a su alrededor (menos aquellas personas que estén tan manipulados y gocen de su excesiva sobreprotección) también piensen y estén a su favor.

Esos rasgos pueden ser (y muy importante, tiene que tener a partir de 10 de ellos:

  1. Quiere hacer las cosas como tu progenitor/a quiere sino “no hay trato, no hay decisión”, aunque tu tengas todas las papeletas para hacerlo por ti mismo.
  2. No respeta ni acepta tus decisiones, te las prohíbe o te chantajea para que se salga con la suya.
  3. Está en contra de aquellas cosas que haces, te gustan o lo que decidas hacer, te las echa en cara, saben que te hacen daño y lo hacen precisamente para eso.
  4. Si haces una decisión quieren saber absolutamente todos los detalles y te pone muchos aspectos o puntos para cumplir obligatoriamente.
  5. Si has decidido algo y ve que no le vas a hacer caso, intentará siempre provocar para tener broncas constantes y absurdas.
  6. Rechaza, insulta, acusa y echan la culpa a otros o a lo que más importa a tu vida por tu “cambio de ser” y se queja de que nunca eras así.
  7. Hace todo lo posible en sus manos para que tu te separes de lo que más quieres (sea personas, aficiones, gustos..) porque simplemente no les gusta. Menosprecian, insultan y se interponen en temas que no les incumbe.
  8. Son incapaces de mostrar empatía y escucharte, ni siquiera de hablar contigo por más que lo intentes, se impacientan y se ponen bordes, hasta el punto que te dicen “que no hay más que discutir” y hacen oídos sordos.
  9. Te dan la típica excusa de “tienes que hacerme caso por…” 1) te di la vida o te di una educación 2) hice mucho sacrificio y te di todo para que luego me lo pagues así 3) das más importancia a otras cosas que a tu vida profesional 4) estás viviendo en mi casa, y bajo mi techo debes respetar y cumplir todas las normas 5) cuando seas madre/padre ya me entenderás y estoy seguro/a que harás lo mismo que yo 6) soy tu “X” y me tienes que respetar 7) soy tu “X” y tienes que hacer lo que yo te diga, te guste o no. 8) Te prohíbo/no hagas esto y haz X cosa porque yo he vivido más que tu O yo tengo más experiencia que tú y no quiero que cometas el mismo error que acabo de hacer yo.
  10. Si ha tenido malas experiencias en su pasado se auto elogiará, se hará siempre la víctima, lo mucho que ha sufrido y que no ha hecho nada malo para merecer eso.
  11. Tú respetas todas sus decisiones sobretodo a nivel emocional y personal, le demuestras que tú no eres nadie para prohibirle algo que quiere y desea o que incluso tú le tengas que dar permiso, pero en cambio hace todo lo contrario con todo.
  12. Te prohíbe o te quita lo que quieres tan sólo para que te olvides de ello y así consiga su propósito; consiguiendo su bienestar y sin importar lo que sientes y ni lo que pienses; además de que rechaza hablar contigo y escucharte.
  13. Controla todos tus movimientos, viola tu espacio personal e intimidad a escondidas; cualquier cosa que te delate luego te la echa en cara. Incluso cómo educas a tus hijos y te dicen lo que tienes o debes hacer o no con ellos.
  14. Te tacha de ignorante y que sabe más que tu, o te tacha de “loco” (pero no de enfermo mental sino de hacer algo que para ellos es imposible o absurdo) porque haces X cosa que quizás sale de lo normal (y no me refiero a la mala vida), que no comprende cómo puede gustarte tal cosa u otra, te dice que tienes muy malos gustos y que tienes que elegirlos de X forma.
  15. Te chantajean emocionalmente diciendo que si haces “X” decisiones es porque no los quieres, los vas a abandonar, dejarás de ser su hijo al estar separado de ellos, etc.
  16. No te permite que tú hagas tus propias decisiones personales y tengas la ocasión de cometer errores y levantarte con la excusa de que “yo cometí ese error, a ti te va a pasar igual” si ni siquiera darte la oportunidad a ver qué sucede y a ver qué pasa.  Si no le haces caso, te dicen “ya te lo dije” y te lo echan en cara en vez de apoyarte y ayudarte a que te levantes y te recuperes.
  17. Finge que está de acuerdo contigo o acepta algo tuyo que tanto has luchado para que te apoyara pero luego, en un momento de tensión ella admite que no está de acuerdo con tus decisiones y que lo hizo para “hacerte feliz” o para “que te dieras cuenta por ti mismo/a lo equivocado/a que estabas y no me hiciste caso”.

Te daré consejos para todo esto.

Por norma general, la mayoría de progenitores sobreprotectores, que han tenido a sus hijos bajo su ala toda su vida, no han tenido vida social, no se drogan, ni fuman ni beben, no van a discotecas y han tenido muy pocos amigos, se han dedicado siempre a sus estudios hasta conseguir ser universitarios y graduarse, no han tenido pareja, todo lo que han hecho y dejado de hacer se ha compartido, haciendo que hubiese nula intimidad y al cambiar eso pues surge un conflicto grave. Y, como es normal y con todo el derecho del mundo,  los jóvenes creen que deben de luchar y vivir la vida como ya desean porque ya han hecho su parte. Por todo esto,  cuando sus hijos se vuelven responsables, maduran y rompen su “burbuja” de sobre protección, no lo aceptan, piensan que se lo arrebatan, que lo perderá para siempre y, peor aún, que no los quieren y no se va a preocupar más por ellos. Tiene mucho miedo a estar solos, al sufrir el “nido vacío” aunque ellos se nieguen a admitirlo.

Hazle entender con buenas palabras y pacientemente que no deben entrometerse en tu vida personal y sentimental, que necesitas tener tu espacio, una pequeña independencia y les tienes que poner unos límites, porque ya eres mayor para que constantemente te diga lo que debes de hacer o no, e incluso llegar a enfadarse cuando no actúas como quieren.  Es bueno que tus padres puedan decidir y ayudarte en ello si es algo que tu necesites o se lo pidas porque tienes muchas dudas y no sabes qué hacer, pero en según qué temas y circunstancias personales no pueden entrar, amenos que sea una idea extremadamente descabellada y la gente coincida de que no eres suficientemente maduro/a para que lo hagas.

No permitas su actitud negativa y en contra de todo lo que hagas y decidas siempre y cuando tenga relación con tus cosas personales, puedes aceptar más o menos sus consejos respecto a tu educación profesional u otros aspectos de tu vida. Habla mucho con tus padres para que ellos te escuchen y te comprendan. Si ves que no ponen de su parte y discuten contigo, déjalo estar y vuelve a intentarlo cuando ellos estén tranquilos o más receptivos contigo y salga la conversación, aprovechas para seguir con tus explicaciones, pero no vayas rápido, tienen que digerirlo poco a poco, que ellos lo vayan asimilando. Si le das toda la información se bloquean, se negarán en rotundo y te lo prohibirán.

Si tu decides costearte algún capricho y tu tienes dinero suficientepara ello, tienes todo el derecho de hacerlo por mucho que te prohíba o se niegue por pánico que pueda sentir o no estén de acuerdo con lo que hayas decidido. Lo ideal es que tú les avises antes y les expliques lo que quieres hacer, que tu te lo puedes pagar…absolutamente todo. Por mucho que tu vivas en su mismo techo, si tu puedes pagar todo, no pueden prohibirte que hagas lo que desees hacer. Explícale que sus temores y sus malas experiencias que tanto insiste en avisarte, no tiene porqué cumplirse en tus decisiones personales; no tiene porqué suceder lo mismo a ti, todo es cuestión de suerte o el destino, o como tu prefieras llamarlo.   ¿Y si todo te va mucho mejor a ti?

Por último, pide con buena fe a tus padres que si tu cometes una decisión errónea, que necesitas de su comprensión y su apoyo a la hora de levantarte y recuperarte. O, almenos, que no te castiguen moralmente diciéndote “ya te lo dije” y echándote en cara todas las pequeñas decisiones que hiciste hasta llegar al  final.

Pero sobretodo, no te dejes influir sobretodo si hay gente cercana a ti que te apoyan. Sigue con tus deseos y decisiones, no importa lo que cueste. Es tu vida, no la de ellos. Tus aficiones, tu vida personal es algo que tienes que defender como sea, siempre y cuando tengas apoyo de todas esas personas que comenté en este mismo párrafo y no te haga ningún mal o tenga relación con delincuencia, drogas, violencia y crímenes de todo tipo.

Sé fuerte, ¿vale?

Anuncios

¿Algo qué decir? ¡Dime tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s